EL SER Y LA NADA

February 13, 2020

TIC, TAC, TEP. NO ES UN JUEGO, ES UNA REALIDAD PEDAGÓGICA Y EDUCATIVA

 

Por: Fernando Lira Flores *

 

Hoy, en el este artículo hablaremos de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC por sus siglas); así como de las nuevas tendencias pedagógicas y su aplicación al campo educativo y a la vida misma TAC y TEP.

 

Todos -o una gran mayoría-, hemos escuchado alguna vez el término TIC o TIC’s -como se les suele llamar-. 

 

Pero, se ha preguntado: ¿si éstas, en sí mismas producen aprendizaje y conocimiento? ¿si realmente se están aplicando en el aula? ¿si servirán para la formación integral de los alumnos? O, si, ¿serán útiles en su vida cotidiana? 

 

Pues bien, hablemos de ello…

 

Las TIC, sabemos que refieren al uso de las tecnologías que debieran facilitar los procesos de transmisión e intercambio de información. 

 

A esto se le ha denominado las nuevas pedagogías emergentes, para las cuales se sugieren nuevas metodologías y didácticas, que generen ambientes de aprendizaje virtual llamativos y motivantes, en el aula y fuera de ella para los alumnos.

 

El uso de este término, se ha extendido y se hace presente en las aulas de clase, los programas educativos y los currículum; así como dentro de estas -TIC-  han proliferado diversos softwares, programas ofimáticos, y aplicaciones, que pueden ser directamente generadas para o dentro de las escuelas, o indirectamente aplicadas por el docente y el alumno y así generar búsquedas de información, ver información, escucharla y hasta tener guías para resolver tal o cual tarea o trabajo extra escolar que se deba desarrollar.

 

 

Nos atrevemos a generalizar que… los nuevos contextos y espacios educativos, culturales y hasta sociales han variado en las últimas tres décadas, y que pasamos de ser una educación de tipo tradicional, expositivo e “impositivo”, al uso y aplicación de las nuevas tecnologías aplicadas a la escuela y al aula. 

 

Hoy por hoy, deberemos considerar los espacios virtuales con este cambio tecnológico y generar a su vez, espacios sincrónicos y asincrónicos, que permitan movernos o transitar hacia las nuevas pedagogías emergentes. 

Y así ha sido. Sin embargo, en la realidad, solo se replica la información y no se generan experiencias de aprendizaje; y mucho menos, información significativa para el alumno o el docente.

 

Con la llegada del término TAC (Tecnologías de Aprendizaje y Conocimiento, por sus siglas), se hace referencia al uso de las TIC como herramientas pedagógicas y educativas de tipo formativo; aseverando esto porque se incide no solo en la lectura de textos y réplica de información; sino que transgrede de manera importante en la metodología y la utilización de la tecnología dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje, las planificaciones educativas y los programas curriculares actuales.

 

Entonces, si las TIC acotaban el contexto pedagógico, las TAC van más allá; permitiendo que el estudiante y sus materiales de estudios generen el propio conocimiento y autoconocimiento, e implique al alumno y al docente en el uso y aplicación de las tecnologías de información al utilizar las App’s y algunas aplicaciones informáticas, con el fin de generar sus propios materiales, tanto multimedia, sus ODA’s (Objetos De Aprendizaje), el intercambio de información, la generación de comunidades y redes sociales y reinventar conocimientos diversos, buscando concebir un pensamiento crítico en la red para los alumnos y los docentes.

 

Luego, siguen las TEP.

 

Con éstas, se da nuevos bríos al empoderamiento de los navegantes en la red, y por vez primera, se presenta la opción de opinar, ser creador o co creador de sitios, blog’s, vídeos y wikis, además de páginas de interés respecto de un tema académico o cotidiano de los usuarios de la net.

 

Es así como surgen las TEP (Tecnologías de Empoderamiento y Participación), las cuales enfatizan en una necesidad de democratización de la red y sus contenidos.

 

Asimismo provocarán que la gente en general y usuarios en particular, se vuelvan propositivos y críticos, y se presente la “ciberdemocracia”, que considera que los cibernautas sean escuchados, que se vean y lean tanto sus aportaciones, comentarios, ideas y críticas, y hasta puedan ser reconocidos; pero ante todo, lograr la emancipación de la información actual y vigente en el ciberespacio.

 

Las TEP, pretenden no solo comunicar, generar tendencias y transmitir información; sino transformar el entorno a nivel personal, académico y hasta profesional autodeterminando, y permitiendo la conquista real de los valores personales en acciones con un objetivo de impacto social y autorrealización personal.

Y… ¿cómo se lleva esto a la práctica en la vida y el aula?

 

Algunos escépticos dirán -mmm…la teoría está muy bien, pero…-, ¿cómo se aplica en la realidad?

Si nos remitimos a la información de artículos anteriores del Ser y la Nada, https://www.continuamos.mx/single-post/2020/01/02/EL-SER-Y-LA-NADA y https://www.continuamos.mx/single-post/2020/01/31/EL-SER-Y-LA-NADA podremos darnos cuenta de que estos cambios, y la concepción actual respecto a las TIC y su evolución, indicaría el cambio de paradigma educativo y pedagógico, centrado en un aprendizaje autónomo y enfocado a los gustos y preferencias de los estudiantes.

 

Y no solo eso, sino el uso de plataformas, de app’s y de herramientas de programación -cada día más simples-; el crowdsourcing (colaboración abierta distribuida o externalización de tareas, que tradicionalmente se realizaban por unos cuantos estudiantes y en la industria por unos cuantos empleados).

 

Todo lo anterior ha cambiado por la acción social (redes sociales), y aunado a esto, las nuevas plataformas corporativas de aprendizaje asistido y auto aprendizaje -en donde los empleados escriben sus experiencias de éxito y los alumnos se retroalimentan así mismos-, para que otros utilicen estos conocimientos y continuar con esta tendencia de superación y de sucesos positivos, y viene a colación el uso de redes corporativas y educativas, el networking, los CRM y las Social Business; así como el empoderamiento e interprendimiento de la tecnología en favor de la democracia de la información y el conocimiento, que permitirán a los empleados, alumnos y docentes lograr esta transición tan necesaria entre las TIC, las TAC y las TEP.

 

Por ende la importancia de resaltar esto, para que se implemente en la enseñanza y el aprendizaje a las nuevas tecnologías, y que permitan lograr lo que hasta hace algunos ayeres parecía inimaginable, que el usuario, empleado, alumno y docente, sean productores de sus propios contenidos, acorde a sus propias necesidades y con información pertinente, no solo para el alumno, el docente, sino para la sociedad y los negocios. Hasta el siguiente comentario del Ser y la Nada.

*Administrador de Baldemart y Asociados S.C. y docente desde bachillerato hasta posgrados en diversas instituciones educativas.

Please reload

Please reload