REFLEXIONES DE UN REGIDOR BISOÑO

July 11, 2018

A Ruth Olvera  

Presidenta Municipal electa. 

Al compañero Isaias.

A Lety.

A mi entera y completa familia.

A todos, todos.

 

Por:  CELSO DOMÍNGUEZ CURA

*Luchador social, activista político, comunicador por la UNAM.

 

No había visto a mis compañeros desde unos días antes de esta histórica elección, y coincidentemente las palabras que pronuncié en esos momentos, fueron parecidas a las que, en sus cierre de campaña, aludiera Andrés Manuel López Obrador; no por otra cosa, sino porque somos al igual que ustedes, parte de un mismo movimiento y de un mismo proceso histórico.

Pero para ser más claro, después de todo, lo que en el fondo quiero es darles las gracias por todo su apoyo, porque me toca representarlos al igual que a todos los atizapenses, y no es poca cosa, va a ser una enorme carga, pues no sólo nos toca levantar un municipio, vamos a levantar un país, pero una carga que asumiremos con gusto. Como diría Ricardo Flores Magón, “…que sea un peso digno de titanes, que sea el peso del mundo o el de un universo de responsabilidades” pero por otro lado, como ya se ha venido apuntando, esto no ha sido producto de generación espontánea o de último momento, como muchos que sí llegaron, cuando vieron que la fuerza de morena se tornaba incontenible, pero aún a ellos también tengo que agradecerles.

 

De igual manera, andando en la calle, en mis calles, me felicitan, me aconsejan y se los agradezco con el corazón en las manos. Como ayer al dar la vuelta en la esquina de la nacional, me topo con Rubén el Talachero  y  con toda su familia, me felicita y me dice: “queríamos ver tu cara, tu expresión, porque me acordé de mi papá, cuando andaba contigo y los bajaban a pedradas de los postes cuando ponían pendones, allá por el 88” o la señora Martina que me felicita y me dice con una sinceridad que me enternece “Don Celso, Dios lo bendiga”
Otros vecinos me piden que el trocito de poder que tendremos en nuestras manos no nos vaya a sorber el seso y no nos conduzcamos de manera distinta a como lo he hecho. La gente que me conoce sabe  cuál  ha sido mi conducta, cuales mis principios y cuáles las ideas que durante muchos años han merodeado mi cabeza. Debo decirles que la petulancia, la presunción, la frivolidad y la prepotencia no están conmigo. Algunas personas, también quizá, porque no me conocen, me juzgan, no por mi conducta política, sino por  mi apariencia tanto habitual como física; ya lo decía el gran Antoine de Saint-Exupéry, en su Principito, “sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible para  los ojos”

No me ha movido otra cosa en esta lucha, que los ideales de transformación y de cambio. Haré las cosas de la mejor manera, por una obligación moral, no por el afán de posicionamiento para un próximo cargo. Es la primera vez que estaré en un encargo de representación popular, y como pude ser también la última, porque tendremos que dejarle la estafeta a otros actores, sobre todo a los más jóvenes, quiero hacerlo, como ya lo he apuntado, de la mejor manera.
Me han dicho también, que he estado muy reflexivo y no es para menos, pienso en   mi madre que en estos momentos está en el norte del país con mis hermanos, y  recuerdo a mi padre que con su nivel académico de segundo año de primaria me dijo una de sus favoritas frases de Confucio: “Si ves a alguien hacer el bien imítalo; pero si ves a alguien hacer el mal, examínate a ti mismo”.
Así compañeros;  les reitero las gracias por todo su apoyo, a ustedes y todos los atizapenses que han hecho posible este inicio, este principio, que como ya lo ha dicho Andrés Manuel López Obrador, es el inicio de una nueva etapa, de una nueva era. Gracias 

PostData.  Esto, entre otras cosas, era lo que iba a decir cuando el micrófono sólo pasó volando frente a mi cara… peccata minuta.

Please reload

Please reload