• Admin

EDITORIAL


Asunto de voluntad el crecimiento urbano?

SIN DUDA, uno de los grandes retos que presentan los tres niveles de gobierno es la de lograr un crecimiento urbano ordenado, sin embargo el crecimiento poblacional es más rápido y vertiginoso que el proyecto de una autoridad y peor aún, cuando no hay una consecutividad en el mismo, es decir, las cosas que hace un gobierno municipal, difícilmente trascienden, desafortunadamente, sobre todo cuando se tiene esa idea absurda de pretender presumir lo hecho o bien que las obras se vean para poder capitalizarlas en el rubro electoral. Lo cierto es que hay muchas cosas que no se ponen control, una de las causas, es por la ignorancia de los ediles; dos, porque no hay una planeación correcta de lo que se pretende y quiere; tres el crecimiento demográfico está en pleno desorden que se presta para todo tipo de actos ilícitos, además la demanda es tan grande, que simplemente la proyección urbana no puede suceder.

De esta manera han crecido las poblaciones, normalmente más por la necesidad que por la planeación, por lo que entonces ahora el descontrol urbano que se tiene trae serias consecuencias que es urgente tomar en cuenta y, sobre todo, realizar acciones por el bienestar de todos, mientras no se haga de esa manera, se seguirá hundido en la anarquía que trae todos los males que seguimos padeciendo.

Por lo tanto, los ediles ven más la parte del negocio que del orden y el crecimiento armónico de una población, que repetimos, es difícil de lograr, pero no imposible, el evitar que se sigan vendiendo predios de manera ilegal es una de las acciones que podrían darse de manera inmediata, sólo, dicen por ahí, es cuestión de voluntad.


2 vistas