• Admin

COTIDIANIDADES


.- Bandos municipales, oportunidad de cambios

Por: SAUL HERNANDEZ

EL DIA de ayer fueron promulgados los Bandos Municipales y de Buen Gobierno, dentro del marco del 102 aniversario de la promulgación de nuestra Carta Magna, donde los alcaldes en compañía de los miembros de sus Cabildos e invitados especiales hicieron los ajustes necesarios para poder realizar acciones de beneficio común, así como el ordenamiento interno de los municipios, que estarán vigilados y normados de acuerdo a la legislación actual y por las diversas direcciones municipales, todo ello con la intención de hacer crecer a una ciudadanía dentro de las normas del derecho y la legalidad, sin duda, aspecto esencial que al parecer muchos se pasan por el arco del triunfo.

Así pues, tenemos que entonces dentro de lo que se establece en los Bandos Municipales que todos están obligados a aplicar, muchos aspectos se pasan por alto.

En el caso de Chalco, en esta ocasión resaltó un ajuste con respecto al reordenamiento del comercio en el primero cuadro municipal.

Para nadie es ajeno y molesto la situación que ha prevalecido por años la invasión del comercio informal, que se ha apoderado de calles y banquetas, haciendo del primer cuadro un paisaje deplorable que en poco ayuda al fortalecimiento de una identidad plena de progreso y desarrollo.

Se sabe en este municipio los intereses que se han generado en el comercio informal, pero también se sabe que han existido esfuerzos de otros por tratar de meter este asunto en orden, precisamente para un mejor tránsito peatonal y vehicular, afirmándose en varias ocasiones que las banquetas son de los peatones.

Vicente Onofre Vázquez, actual diputado federal por el distrito 33, antes hace unos trienios, fue alcalde, donde todos no apostaban que hiciera actos de relevancia a favor de los chalquenses, y fue precisamente el ordenamiento del comercio informal lo que le llevó a la memoria del colectivo y que traspasara esos linderos de la historia actual del municipio.

Vicente Onofre, edil que en ese entonces fuera postulado por las siglas del PRD, llegó sin esos compromisos cupulares que tanto beneficiaron, pero también dañaron al priísmo, ya que la simulación se convirtió en la gran moneda electoral, donde si dichas organizaciones no alcanzaron una representación o pedazo de pastel del gran poder, simplemente voltearon hacia otros lados, tal y como fue sucediendo y que al paso de los años, les cobrara, tal situación, la factura en las urnas.

Así pues, tenemos que por intereses de grupo y personales, el comercio informal se fue apoderando de las calles y avenidas del municipio, en especial del Centro Histórico, bajo la mirada cómplice de la autoridad priísta, que no apostó a una reordenación y sí a un cobro de factura por derecho de piso, aún entre los mismos políticos.

Hoy el edil, Miguel Gutiérrez, que en primer lugar no es priísta, en segundo, entendemos que no trae compromisos con dichas agrupaciones del tricolor que inundan las calles del comercio informal y que a final de cuentas son promotores de mucha desorganización social tal como la basura, generando fauna nociva, tal y como la venta ilegal de diversos productos, mismos que son varios y de procedencia dudosa, hoy tiene, el edil actual, de poder traspasar la historia de la misma forma que su antecesor, Vicente Onofre, al rescatar las calles y banquetas para los peatones y un mejor aspecto urbano y físico de Centro Histórico, el aval del Bando Municipal le respalda .

Y pese a saber que tales espacios significan una fuente de trabajo, es menester saber que es necesaria una reordenación de esos espacios para poder caminar de mejor manera en la condición social, sobre todo que si tales personas ya no quien ser presa de líderes sin escrúpulos, la mejor forma es pasar de lo ilegal a lo legal, por lo tanto, podemos pensar que el edil Miguel Gutiérrez, tendrá en la mano alguna estrategia que ofrecer a tales comerciantes para que siendo ya en la parte legal, seguramente dejarán de estar bajo las condiciones de líderes que les obligan a todo. esperemos que tal situación suceda y que dichas calles se rescaten.

Cabe así señalar que en cada Bando, de cada municipio presenta algunos cambios, que entendemos están encaminados a la mejora general y, es por ello la gran responsabilidad de los alcaldes y sus Cabildos el poder hacer cumplir la ley y los ordenamientos necesarios que sin duda, podrán buscar que la sociedad se encuentre ya en un proceso de transformación, sobre todo la del respeto y ajuste a la ley, de lograrlo, seguramente se podrá avanzar y de simular, seguramente también la historia y la sociedad se los demandará.

Y ya dije.


0 vistas